CÓMO INFORMAR SOBRE CONFLICTOS

Israel – Jerusalem

Mucho se ha dicho en los medios de comunicación sobre el conflicto entre Israel y Palestina. Pero ¿Cuál es la realidad? Ambos luchan por tener un estado propio, aunque por diferentes motivos. La comunidad judía por el hecho de haber estado perseguidos a lo largo de la historia, y Palestina por recuperar lo que consideran su lugar. Pero para ir más allá, nos hemos reunido con dos periodistas de diferentes perfiles para obtener varios puntos de vista. Roy Bet-Levi, fundador de la agencia Punto Press, es un judío nacido en Israel con antecedentes argentinos. Se lamenta del trato sensacionalista que se da al conflicto y la falta de contraste de información de los periodistas. Critica que la mayoría de periodistas tanto corresponsales como medios extranjeros se informan a través del diario Haartez, sin contrastar con otros medios. Por lo que la información parece copiada del medio sin tener una reflexión u opinión propia. Por lo que  Por su parte, Sal Emergui, lleva 15 años como corresponsal español en Israel. Tal vez la condición de extranjero hace que para Sal sea, en cierto modo, más fácil la movilidad tanto física como para acceder a contactos tanto de Israel como Palestina que Roy. Sal cuenta las dificultades que tienen los periodistas freelance para vender noticias debido a la crisis económica y lo que el medio considera como hecho noticiable. El coste económico que implica para el periodista realizar su trabajo cada vez es mayor y no compensa el salario recibido, esto hace que muchos periodistas se decanten trabajar desde el homicilio. Algo que en cierta manera, afecta a la calidad del trabajo dada la falta de la experiencia en primera persona. Emergui aboga por un periodismo neutral que tiene que reflejar ambas partes del conflicto. Por otra parte, la facilidad de establecer contactos con personas relevantes y consolidar fuentes de información es más fácil. Sal cuenta que tanto las autoridades como las entidades son de más fácil acceso. El conflicto creado es fruto de la religión, historia y mezcla de razas. En esta lucha por la tierra la parte débil o minoritaria parece inclinarse hacia Palestina. Habría que preguntarse si este conflicto es más bien político, en el sentido que se intenta generar rechazo, que no social, puesto que los ciudadanos aparentemente no parecen tener prejuicios los unos de los otros.

Patricia Cirera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s